A la hora de montar una tienda online lo primero que debemos hacer es plantearnos qué solución vamos a usar. Al contrario de lo que la mayoría de la gente suele pensar, no existe una sola solución para todo el mundo (one size fits all). Además, tampoco tiene por qué ser caro empezar a vender por Internet.

En esta entrada intentaré presentar las tres grandes soluciones que nos ofrece el mercado:

Solución SaaS (Software As A Service)

Las soluciones SaaS tienen la ventaja de no necesitar grandes conocimientos técnicos para empezar a vender y prácticamente no requiere inversión inicial (servidores, desarrollos, etc.).

Una solución SaaS es ideal para gente que ya tiene una presencia online y quiere probar vender productos para monetizar un blog o una web (por ejemplo).

Por contra, las soluciones SaaS son muy complicadas de personalizar, integrar o adaptar y tampoco nos permiten obtener analíticas (i.e. visitas, referers, etc.).

Algunos ejemplos de soluciones SaaS son Wazala, Shopify o Tiendy.

Bazar Egipcio, en Estambul. Imagen de dominio público.

Plataforma estandard

Utilizar una plataforma estándar es la opción generalmente mas recomendable. En este grupo encontraríamos soluciones especializadas como Magento, Prestashop o Konacart. También encontramos plugins o modulos que convierten CMS estandard en tiendas online. Este es el caso de Jigoshop o Ubercart.

Esta solución conlleva una inversión inicial importante (hosting, desarrollo, etc.) pero no tiene las limitaciones de una solución SaaS y normalmente el coste variable por venta es mucho menor que el de las anteriores. Es decir, podemos personalizar, adaptar o integrar nuestra tienda online como necesitemos y más nos guste. Además seremos propietarios de los datos que se generen en la tienda.

Desarrollo a medida

En ocasiones, no existen herramientas estándar en el mercado para poder vender nuestro producto. Algunos ejemplos son viajes, imprentas, academias, etc.

En estos casos, lo mejor es basarse en una plataforma genérica como Liferay, WordPress o Drupal. Desarrollar sobre una plataforma genérica tiene la ventaja que puedes invertir todos tus recursos en el desarrollo de aquello que realmente aporta valor y aprovechar todo aquello que ya es una ‘comodity‘(e.g. usuarios, roles, permisos, contenidos, etc.).

No es recomendable un desarrollo totalmente desde cero porque al final acabas reinventando la rueda varias veces.

Conclusiones

Como informáticos, a la hora de recomendar a alguien una solución para vender online deberemos analizar diferentes variables:

  • Nivel de presencia online del cliente
  • Expectativas del negocio y presupuesto
  • Tipología de producto

Albert Coronado es Ingeniero Superior en Informática y Master en Dirección Económico-Financiera de la empresa por la UOC con mas de 14 años de experiencia en el mundo de la informática corporativa. Actualmente trabaja como Freelance ofreciendo servicios de Consultoría, Desarrollo y Formación en proyectos relacionados con portales corporativos y de eCommerce.

via iNFoRMáTiCa++ http://feedproxy.google.com/~r/uocinformatica/~3/ENPstS-txnE/

Advertisements