Acabamos de cerrar las actas de la primera promoción de nuestro nuevo Máster de Business Intelligenceque tiene ahora 60 créditos, 2 posgrados y cuatro especialidades. En este formato o en el anterior de 30 créditos, ésto quiere decir unos 800 profesionales formados a lo largo de 12 años. Da un poco de vértigo y sólo podemos agradecer la confianza de nuestros estudiantes y sus empresas, de los colaboradores docentes y profesores y de mis colegas visionarios que se adelantaron a una tendencia que explosionaría mucho tiempo después.

Gartner. Encuesta a CIOs (2014).

Gartner. Encuesta a CIOs (2014).

Hoy, la inteligencia de negocio es la principal fuente de inversión en sistemas de información de las empresas de todo el mundo (Gartner, Encuesta a CIOs, 2014) y la mayor fuente de demanda de profesionales en cualquier parte (McKinsey) y también en España (Adecco). Es el ámbito de mayor crecimiento entre las empresas de productos y servicios (Icrunchdata). Los datos marean y pronto necesitaremos un big data de las profesiones y negocios de big data (!).

Este espacio ya no es hoy solamente el patrimonio de los departamentos de tecnología y de sus grandes sistemas de almacenamiento de datos, pero tampoco lo es de los departamentos de control de gestión preparando hojas Excel para el comité de dirección. Actualmente el manejo y análisis de datos es patrimonio de todos y nuestro programa intenta dirigirse a todas y todos los que trabajan con datos: los directivos, los analistas y los usuarios finales — los profesores que estudian los modelos y resultados de aprendizaje de los estudiantes; los médicos y enfermeras que monitorizan enfermos en las unidades de cuidados intensivos; los que diseñan y toman decisiones sobre las rutas de reparto de las empresas de mensajería; los que venden libros o ropa en la calle o por Internet y necesitan conocer y predecir las pautas de compra de sus clientes o las tendencias de moda; los directivos que quieren conocer en tiempo real la evolución de las ventas o la tesorería.

Por lo tanto, las profesiones y las capacidades para trabajar con datos están sufriendo un proceso doble. Por un lado, se funden y se difuminan y hay que saber un poco de todo: hay que saber hacer preguntas, entender el funcionamiento del negocio y sus datos e indicadores clave; hay que saber matemáticas y estadística para poder modelar y dar forma a las preguntas; hay que conocer las tecnologías de muchas clases que tenemos a disposición.

En paralelo, se produce también una super-especialización. Ross y Atre hablan de hasta 200 roles en un proyecto complejo (!): desarrolladores o configuraciones de muchas clases de aplicaciones; administradores de muchos tipos de bases de datos de muchos tipos; arquitectos, modeladores y gobernadores de datos; desarrolladores de ETLs; expertos en almacenamiento y minería de datos; expertos en visualización y navegación; arquitectos y administradores de la infraestructura técnica…

En la UOC decimos que un profesional de la inteligencia de negocio es un profesional “todo terreno”. Pero también que cualquier técnico y directivo es en realidad o en potencia un usuario en diferentes niveles de los sistemas de inteligencia de negocio. ¡Y no hace falta ser informático! (yo no lo soy).

Al mismo tiempo, ofrecemos especializaciones individuales en análisis de datos, sistemas de soporte a la decisión y recientemente una especialización en Big Data (o como quiera que “la cosa” se acabe llamando). En función de las necesidades y aspiraciones de cada candidato y con nuestro asesoramiento, el estudiante puede personalizar su interés o su recorrido. Pronto estará también disponible un MOOC introductorio, del que ya hablaremos otro día.

Nuestros estudiantes trabajan en las asignaturas y en un laboratorio común con diferentes herramientas de propietario (Oracle, Microsoft, IBM, QlickView…) o de software abierto (Pentaho y otras), aunque las herramientas no nos obsesionan: no es nuestro objetivo certificar ni acreditar a nadie y el software está orientado a las necesidades del aprendizaje y no al revés.

El programa, que se imparte en castellano, está en continua evolución, como la propia disciplina, en los contenidos, los materiales docentes (cada vez hay más tutoriales y videos) y las herramientas de laboratorio, aunque todavía necesitamos mejorar en muchas cosas, afortunadamente. Lo que más valoran los estudiantes es la posibilidad de trabajar con colaboradores docentes (consultores y tutores) que son practicantes y directivos de la inteligencia de negocio en sus empresas.

Cada año hacemos, con diferentes socios, actos de presentación de la actualidad del sector y de nuestro programa. Podéis ver los últimos aquí y aquí. La matrícula está abierta y, si estáis interesados, podéis contactar con los asesores, con los tutores y técnicos del programa o directamente conmigo.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1s0QUl4

Advertisements