Archives for category: iNFoRMáTiCa++

En algunos posts de este blog hemos hablado del factor humano y la adquisición de competencias personales y organizativas en los proyectos de Business Intelligence. El tema es más actual ahora en la UOC y en muchas partes con la apertura del curso académico. Nuestro Máster y posgrados de BI y Big Data están en el plazo de matrícula.

Gráfica: Anónimo. Interior of a taylor shop. Dominio público.

Gráfica: Anónimo. Interior of a taylor shop. Dominio público.

Es licito preguntarse por dónde y cómo empezar. Hace unos meses, antes del verano, en uno de los eventos en los que hablé, uno de los asistentes me preguntaba eso mismo. De hecho, su preocupación estaba ligada a los perfiles profesionales necesarios para poder ayudar a negocio a comprender cómo usar de forma correcta la información generada a partir de los datos y modelos. Como os podéis imaginar, este segundo punto da para mucho. En definitiva, su pregunta hace referencia a las competencias analíticas y a la creación de puentes, como dice Davenport, entre quants y non-quants.

Centrémonos de nuevo en nuestra pregunta: cómo empezar. Aquí toca ponerse el traje de consultor y dar una respuesta honesta. El proceso de transformarse en una organización orientada al dato no es único, no va a ser lineal e incluso puede haber regresiones a estados anteriores.

Cada organización tendrá un punto de partida diferente. Y este punto de partida depende de múltiples aspectos: el tipo de estrategia TI (palanca de negocio vs. departamento de soporte), la situación de iniciativas anteriores de Business Intelligence (BI), Business Analytics (BA) o Big Data (en caso de haberlas y de haber sido de éxito o no), de la existencia y rol del centro de competencias (o de excelencia)…

La combinación de estos factores permite empezar a poner los puntos sobre las íes de lo que necesita una organización para empezar. De este tema habla también Thomas H. Davenport en su libro Competing on analytics (que suelo recomendar siempre). Nos dice, a grosso modo, que al final los tres aspectos a evaluar son:

  • El nivel de competencias analíticas y el dominio de soluciones y herramientas.
  • El dominio en la gestión de la información.
  • El alcance (otra vez) de la cultura del dato.

También añade que existen principalmente dos caminos: (1) el camino de la especialización en competencias analíticas primero aplicadas en silos y posteriormente coordinadas en toda la organización y (2) el camino de la excelencia en la gestión de la información primero en silos y a posteriori en forma de gobierno corporativo. Al final ambos caminos hacen referencia a la adquisición y consolidación de competencias en la organización.

Seguiremos.

Josep Curto es colaborador docente del Máster en Inteligencia de Negocio de la UOC. Es además Director de Delfos Research, empresa especializada en investigación de los mercados de Business IntelligenceBusiness Analytics y Big Data.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1s0g5Vm

En la entrada anterior, presentábamos esta idea de una informática ambidextra, polirrítmica o de dos velocidades en el ámbito de la gestión de proyectos. Empezar un enfoque “ágil” con algo pequeño con un grupo reducido de desarrolladores y clientes y proveedores de confianza no parecía un gran reto.

Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn en La Bayadera. Esta imagen no tiene copyright ni licencia explícita y se presenta con fines educativos para ilustrar el contenido de la entrada.

Rudolf Nureyev y Margot Fonteyn en La Bayadera. Esta imagen no tiene copyright ni licencia explícita y se presenta con fines educativos para ilustrar el contenido de la entrada.

En cambio, cuando se trata de extender esta cultura al conjunto del departamento de IT y al resto de la empresa, la cosa se complica. Para que todo esto funcione, hace falta ir desarrollando:

  • Otro tipo de gobierno de la IT que no mira sólo el ROI; un gobierno más próximo al cliente y quizá más ambiguo y que acepta el riesgo;
  • Una oficina de programa o de portfolio que tiene una visión global de las necesidades y de qué tipo de aproximación emplear, así como de las capacidades que tiene a mano;
  • Una nueva política de aprovisionamiento, que confía en nuevos proveedores más pequeños, especiales y especializados;
  • Un nuevo jefe de proyecto de mente amplia y visión de negocio;
  • Responsables de cliente (interno) que hayan construido confianza, reputación y diálogo directivo y que conozcan y se anticipen a la demanda;
  • Una forma de trabajar más colaborativa también dentro del departamento de informática entre desarrollo y operaciones, lo que algunos llaman DevOps;
  • Una sólida, saneada y respetada arquitectura de empresa, aunque esté basada en componentes acoplados de forma más ligera, replicables y redistribuibles;

Gobernanza y arquitectura son, por lo tanto, probablemente los dos pilares de esta nueva informática “ambidextra”.

El primer ejecutivo de la informática tiene la oportunidad de liderar o, al menos, acompañar a la dirección general y los responsables de negocio en este proceso, que es inevitable. Si no lo hace él, las cosas pasarán, ya están ocurriendo, igualmente. Simplemente los líderes de negocio más agresivos buscarán alguien que se lo haga o lo harán ellos mismos, con sus recursos o con otros proveedores (lo que ya se llama “informática en la sombra” y que alcanza en muchas empresas hasta el 35% del gasto total en informática). El departamento de informática y el conjunto de la empresa padecerán los viejos problemas de falta de integración, seguridad o confiabilidad, de los que, encima, se culpará a los informáticos; y vuelta a empezar.

Y la danza, en vez de ser graciosa y coordinada, será una danza del infierno.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1psvKYM

La idea de una informática de dos velocidades aparece por primera vez, salvo error, en un informe del Boston Consulting Group de hace un par de años, aunque se ha popularizado ahora con sendos estudios de McKinsey y Gartner.

La idea es que los departamentos de informática y las empresas en su conjunto necesitan manejar al mismo tiempo dos clases de capacidades: las que le proporcionan músculo, integración y rendimientos confiables; y las que le permiten adaptarse e innovar rápidamente en beneficio de las exigencias del consumidor final y de los departamentos internos más exigentes (sobre todo, desarrollo de producto, marketing y ventas).

A medida que la velocidad, la colaboración con los líderes de negocio y la innovación compartida en una empresa digital son más importantes, las aproximaciones adaptativas y ligeras para la gestión de proyectos (se llamen Lean, Kanban, Agile, Scrum, etc.) ganan terreno a las aproximaciones convencionales basadas en el desarrollo incremental e iterativo. En realidad, la práctica de la mayoría de las empresas muestra una evolución a lo largo de un continuo o, como dicen Mary Messaglio (amiga) y Simon Mingay, de Gartner, una especie de danza donde los bailarines se juntan y se separan, un juego de tiempos y contratiempos (nunca mejor dicho, jeje) que forman una informática polirrítmica, “coordinada y graciosa”.

Poliritmo 2:3 - Fuente: Wikipedia, Licencia:  CC BY-SA 3.0

Poliritmo 2:3 – Fuente: Wikipedia, Licencia: CC BY-SA 3.0

(Para una caracterización y análisis inteligente y práctico de todo esto de los métodos, os recomiendo el libro de Wysocki, que sugerimos a nuestros estudiantes de Gestión de Proyectos. Podéis ver también el primer libro de la colección de este blog. Para una comprensión de ritmos, tiempos y velocidades, podéis consultar algún libro de teoría musical, que es algo bastante parecido a las matemáticas, jeje).

Es verdad que en la mayoría de los casos, la gente que hace una clase de proyectos tiene capacidades y hasta maneras de ser distintas de los otros y en muchas organizaciones hasta figuran en una unidad diferente. Estos equipos son multidisciplinares (responsables de desarrollo de producto o servicio al cliente, diseñadores y comunicadores, ergónomos, programadores, expertos en geolocalización o en inteligencia de negocio, …) y frecuentemente asumen los “temas nuevos” (aplicaciones multimedia o desarrollo para móviles).

Cuando se comienza a trabajar así en el desarrollo de proyectos “de IT”, esto no afecta mucho al resto de las líneas de negocio y departamentos de la empresa. O es para bien: sienten más servicio, más cálido y cercano y suelen encontrarse a gusto participando en proyectos cortos y ligeros construidos con éstos métodos.

Además, para empezar, no es necesario tenerlo todo a punto: el reglamento, las líneas del campo de juego y la pelota de competición…; para comenzar basta un entrenador o un árbitro (el que decide qué cosas se hacen de cada manera) , algunos jugadores y una pelota de plástico (!).

La cosa se complica cuando queremos extender esta cultura al resto de la organización de IT y al conjunto de la empresa. Dedicaremos a ésto la segunda parte de la entrada.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1DRaJki

Al igual que en las ciudades existen barreras arquitectónicas para personas con algún tipo de discapacidad, en Internet existen barreras tecnológicas. Ofrecer una Web que cumpla con el estándar de accesibilidad, permitiría a personas con problemas sensoriales, motrices o cognitivos, tener una experiencia de navegación completa y satisfactoria.

Conscientes de esa importancia, en muchos países, como España, surgió la Ley de los Servicios de la Sociedad de la Información y del Comercio Electrónico (2002), para asegurar la accesibilidad de las páginas de la Administración pública (nivel AA), y servir como modelo a las instituciones privadas.

sello

Sello de CORREOS Protejamos a las Personas con Discapacidad. Imagen utilizada bajo criterios de Fair use.

Los niveles de conformidad para satisfacer los requisitos de accesibilidad se clasifican en:

  1. Nivel A: la página web satisface todos los criterios de conformidad de nivel A
  2. Nivel AA: la página web satisface todos los criterios de conformidad de los niveles A y AA
  3. Nivel AAA. la página web satisface todos los criterios de conformidad de los niveles A, AA y AAA

En general, los criterios de conformidad hacen referencia a:

  • Alternativas textuales (único criterio de nivel A)
  • Alternativas vídeo y audio (9 criterios de conformidad: tres nivel A, dos nivel AA y cuatro nivel AAA)
  • Información adaptable, manteniendo orden de lectura (3 criterios, los tres de nivel A)
  • Información distinguible, color, contraste, etc. (9 criterios: dos de nivel A, tres de nivel AA y cuatro de nivel AAA)
  • Accesibilidad por teclado. (3 criterios de accesibilidad, dos de nivel A y uno de nivel AAA)
  • Tiempo suficiente para acceder a los contenidos. (5 criterios: dos de nivel A y tres de nivel AAA)
  • Diseños que no provoquen convulsiones. (2 criterios: uno de nivel A y otro de nivel AAA)
  • Ayuda para la navegación. (10 criterios: cuatro de nivel A, tres de nivel AA y tres de nivel AAA)
  • Contenidos legibles. (6 criterios: uno de nivel A, uno de nivel AA y cuatro de nivel AAA)
  • Web perceptibles. (5 criterios: dos de nivel A, dos de nivel AA y uno de nivel AAA)
  • Evitar errores entrada de datos. (6 criterios, dos de nivel A, dos AA y dos AAA)
  • Compatibilidad. (2 criterios de conformidad de nivel A)

Existen herramientas gratuitas, diseñadas especialmente para evaluar el nivel de accesibilidad, como por ejemplo TAW o HERA. Normalmente, adaptar una Web no supone cambios relevantes en los diseños, contenidos o estructura de las páginas.

También es posible auditar y certificar una página Web, por ejemplo a través de Technosite, empresa especializada en tecnología y discapacidad de Fundación ONCE, e incorporar el sello de certificación en nuestras WEB.

Juan Jesús Ros Guzmán es Ingeniero Técnico Informático, Manager de Sistemas y Project Manager. Especialista en Estrategia y Gobierno de TI, Protección de Datos, reingeniería de procesos de Negocio y TI (diseño, implementación y mejora continua). Más de 15 años de experiencia progresiva en la dirección de TI en un entorno empresarial global y cambiante. Actualmente trabaja como Manager de Sistemas en un Hospital Privado.

(Nota de los editores: Esta entrada se publicó originalmente en el blog del autor)

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1Ba3D6a

En esta entrada presentamos en detalle el itinerario de Tecnologías de la Información dentro del Grado en Ingeniería Informática adaptado al EEES. En inglés, esta disciplina se denomina Information Tecnology, según las guías curriculares de la ACM (Association for Computer Machinery).

Podríamos decir que las Tecnologías de la Información son el núcleo central que permite gestionar eficientemente la gran mayoría de las organizaciones y negocios actuales. Pero el término “Tecnologías de la Información (TI)” a veces se utiliza de forma poco concreta en el ámbito de la informática. Antes de continuar vamos a especificar claramente a que nos referimos con TI en el contexto del grado.

Se puede definir las TI como la aplicación de ordenadores y equipos de telecomunicación para almacenar, recuperar, transmitir y manipular datos, con frecuencia utilizados en el contexto de los negocios u otras empresas. Aquí el término “aplicación” es un poco ambiguo, teniendo en cuenta todo lo que abarcan las TI. De hecho un profesional de las TI no sólo se dedica a la aplicación de dichos sistemas, sino a su estudio, su diseño, su desarrollo, su implementación, su soporte o a la gestión de su información. Siendo los perfiles de administrador de bases de datos o administrador de sistemas operativos ejemplos de perfiles del área de TI.

En este grado se presentan los conocimientos básicos para que los estudiantes sean capaces de satisfacer las necesidades tecnológicas de las organizaciones.  En este proceso, los profesionales en TI deben poseer tanto el conocimiento como las competencias prácticas para tener en cuenta la infraestructura de TI de una organización, el software que se debe tener en cuenta, los datos que hay que almacenar y bajo que características (fragmentación/replicación), la política de seguridad que debe garantizarse, y cómo será accedida la información por las personas de la organización y externas.

Trabajando en una sala de servidores. Fuente: Flickr - Licencia: CC BY 2.0

Gestión de un data center.
Fuente: Flickr – Licencia: CC BY 2.0

Por tanto, estos profesionales deben asumir responsabilidades en la selección del hardware y software necesario para un problema concreto, integrar estos elementos de manera efectiva teniendo en cuenta las necesidades organizacionales y infraestructura disponible, y instalar, adaptar y mantener dichos sistemas. Es decir, proveer de un entorno seguro y eficiente que da soporte a las actividades de los usuarios de los sistemas informáticos de las organizaciones. Esta es una tarea compleja que no puede realizarse de forma eficiente sin un conocimiento profundo de los distintos factores que condicionan las TI.

El itinerario de Tecnologías de la Información intenta formar profesionales en este contexto y, para hacerlo, se profundiza en los siguientes ámbitos temáticos:

  • Administración de sistemas y redes de computadores: trata sobre la administración y configuración de un sistema informático: desde los sistemas operativos, hasta las redes de computadores, y la gestión de la seguridad del entorno.
  • Interacción persona ordenador: estudia como tener en cuenta los factores humanos a la hora de diseñar y construir los sistemas de información de las organizaciones, con el objetivo de construir sistemas interactivos que tengan en cuenta a sus usuarios.
  • Sistemas de información: define qué son los sistemas de información, profundiza en los distintos tipos de sistemas de información de empresa actuales (ERP, CRM, SCM, BI, KM, …), estudia cómo integrarlos, tanto estructural como informacionalmente, y cómo usar una correcta integración de sistemas de información de empresa para dar soporte a los objetivos estratégicos de una empresa.
  • Seguridad: trata básicamente sobre la problemática de la seguridad en las redes de computadores, y más en concreto en las redes TCP/IP. A parte de identificar las distintas casuísticas con las que nos podemos encontrar, presenta los mecanismos de prevención y técnicas de protección existentes, los sistemas de criptografía utilizados actualmente y estudia distintos mecanismos de detección de intrusos.
  • Comercio electrónico: estudia esta amplia disciplina desde un punto de vista tecnológico. En particular, se tratan los conceptos, terminología básica y estándares del comercio electrónico junto con los aspectos legales que lo regulan. Se tratan también aspectos de seguridad en el comercio electrónico (criptografía, seguridad de la información y sistemas de clave pública) y los sistemas de pago electrónico y copyright electrónico más utilizados hoy en día.
  • Bases de datos: profundiza en el conocimiento de bases de datos obtenido a lo largo del grado para enfocarse al uso de bases de datos en entornos distribuidos. En ese sentido se exploran los principales inconvenientes del modelo de datos relacional en dicho entorno y se presentan algunas de sus alternativas y bajo qué condiciones son más adecuadas. Se entra en más detalle en las alternativas de bases de datos NoSQL, XML y orientadas a objetos.

Dado que en esta especialidad se utilizan de forma intensiva los conceptos de redes de ordenadores, sistemas operativos y bases de datos, se recomienda tener conocimientos básicos de redes de ordenadores (impartidos en las asignaturas de “Estructura de redes de ordenadores” y “Redes”), de sistemas operativos (impartidos en la asignatura de “Sistemas Operativos”) y de bases de datos (impartidos en las asignaturas de “Uso de bases de datos” y “Diseño de bases de datos”). Aunque esta especialización no se enfoca a la programación tan a fondo como en otras, se requieren unos mínimos conocimientos de programación e ingeniería del software. Finalmente destacar que esta especialización requiere un buen conocimiento de inglés, como mínimo a nivel de lectura, ya que algunos de sus materiales están en inglés, como es el caso de los materiales de la asignatura de “Arquitectura de bases de datos”, por ejemplo.

El punto culminante de este itinerario es el Trabajo Final, donde se ponen en práctica todos estos conocimientos. A continuación os dejamos algunos ejemplos de trabajos finales que por temática corresponderían a esta especialización:

  • Visualización y control de un puente de lavado de vehículos mediante un terminal HMI: Este trabajo realiza un análisis para mejorar el control de una máquina de lavado de vehículos haciendo uso de un terminal HMI junto a un autómata. La realización del estudio de usabilidad se ha llevado a cabo siguiendo las etapas del diseño centrado en el usuario, así como la identificación de las ventajas o inconvenientes que pueda aportar este nuevo sistema.
  • Virtualización y Cloud Computing en la Pyme: Se introduce a las pequeñas y medianas empresas en el mundo de la virtualización y el cloud computing. Partiendo de la presentación de ambas tecnologías, se recorren las diferentes fases por las que atraviesa un proyecto tecnológico consistente en la instalación de una plataforma virtualizada que alberga los sistemas informáticos básicos en una PYME.
  • Arquitectura técnica, Innovaciones y beneficios de Exadata: Este trabajo describe las características técnicas de Exadata, identificando las mejoras obtenidas con dicho sistema en rendimiento y escalabilidad . Adicionalmente, se resumen las características de otros appliances para bases de datos y se comparan con Exadata.
  • Análisis de logs con soluciones Big Data e integración con BI corporativo: Este trabajo evalúa la solución de Big Data Hadoop como alternativa de almacenamiento y procesado de elevados volúmenes de datos. Se identifican sus ventajas e inconvenientes en comparación a modelos relacionales tradicionales en un Enterprise Data Warehouse (EDW) y se indica cómo integrar Hadoop con las herramientas de visualización típicas de las suites de Business Intelligence.

Resumiendo, profesionalmente el ámbito de las TI es rico, variado, dinámico y de alta importancia para las organizaciones. Un experto en TI debe dominar las tecnologías y herramientas de las diferentes disciplinas existentes que conforman los sistemas de información actuales: sistemas operativos, redes, bases de datos, seguridad, sistemas de información empresariales y comercio electrónico. Su objetivo es aplicar y mantener dichas tecnologías y herramientas de la mejor manera posible para satisfacer las necesidades de una organización. Bajo ese prisma hay multitud de roles profesionales que puede ejecutar un experto en TI, algunos de los cuales son: consultor de TI, arquitecto de redes, administrador de sistemas operativos, administrador de bases de datos, administrador de redes, informático forense, etc.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1tSSLJR

En la primera parte de esta entrada, me refería a las empresas que han convertido los datos en un aspecto central de su estrategia de negocio. Como decía allí, y como reza el título, quiero hablar de esta pregunta y no de Big Data. Los “grandes datos” son una de las múltiples estrategias, pero no la única, para la explotación del dato y su transformación en información inteligente para tomar decisiones.

Betsy Weber. Flickr

Fuente: Betsy Weber @ Flickr – Licencia: CC BY 2.0

Esta es, desde mi humilde punto de vista, la pregunta clave que debe hacerse toda organización: ¿cómo convertirse en una empresa orientada al dato?

Es lícito poner en duda si vale la pena transformarse, puesto que ya sabemos que todo lo que incluye una transformación organizacional supone un reto importante en una organización. Según Brynjolfsson, Hitt y Kim, de todas las tecnologías existentes, las empresas deben apostar por aquéllas vinculadas con el análisis de la información. También apuntan que aquellas compañías que usan análisis basado en datos en lugar de la intuición tienen una productividad y unos beneficios de un 5% a 6% más altos que sus competidores. No es la primera vez que nos referimos a su investigación académica (ver aquí, aquí y aquí) puesto que analizar el impacto de las TI en el negocio tiene largo recorrido.

Ser más productivos y crear mayores beneficios son buenos incentivos para iniciar esta transformación. De manera que, como es posible imaginar, este tipo de estrategia ha ido calando en las organizaciones. De hecho, en 2013 se ha observando un aumento del uso de la toma de decisiones fundamentada en los hechos como apunta otro interesante artículo de Brynjolfsson y otros. Estos resultados parecen confirmar que sí, que vale la pena hacer el esfuerzo.

Ahora que la idea está vendida, pasemos al siguiente punto: ¿En qué consiste? ¿Qué significa una empresa orientada al dato? La definición, a priori, puede parecer sencilla: es una empresa que fundamenta su toma de decisiones en datos y hechos. Como a veces pasa con algunas definiciones, ésta encapsula las capacidades necesarias para la transformación:

  1. En primer lugar, la organización debe ser capaz de identificar, combinar y gestionar múltiples fuentes de datos.
  2. En segundo lugar, la organización debe ser capaz de construir modelos de análisis avanzado para predecir y optimizar sus resultados.
  3. Tercero, y no por ello menos importante, debe poseer la capacidad de transformar la organización para que los datos y los modelos realmente deriven en mejores decisiones.

Los dos primeros puntos están relacionados con los conocimientos y capacidades tecnológicas y analíticas de la organización y de su madurez y habilidad en el despliegue de las mismas. El tercero entraña una mayor dificultad, puesto supone un cambio de actitud (en toda la organización), la creación de nuevos hábitos (vinculados con el uso de la analítica) y la generación de nuevos conocimientos (para transformar al trabajador de la información en un trabajador analítico).

Generar las capacidades anteriores no es un proceso sencillo ni rápido. Tampoco es un proceso lineal, de manera que incluso se puede llegar a retroceder, pensemos en escenarios como la compra de otra empresa y la necesidad de integrar todos los sistemas de información. Esto es en definitiva un shock para la organización tanto para la que compra como para la que es comprada.  Revisar algunos de los caminos existentes que llevan a convertirse en una organización orientada al dato y cómo generar una nueva cultura será el objetivo de siguientes artículos en este blog.

Josep Curto es colaborador docente del Máster en Inteligencia de Negocio de la UOC. Es además Director de Delfos Research, empresa especializada en investigación de los mercados de Business Intelligence, Business Analytics y Big Data.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1ssOkRl

Si tuviera de hacer un ranking de las preguntas que más me formulan tanto alumnos como clientes, en los últimos años es siempre la misma: “¿Cómo aplico Big Data en mi organización?” Esta pregunta no es sencilla de responder.

José de Ribera. Discusión de Filósofos (Dominio Público)

José de Ribera. Discusión de Filósofos (Dominio Público).

Como es posible imaginar, no tiene sentido en primera instancia hablar del ecosistema de Hadoop o de otras tecnologías dentro de Big Data. Así que esta pregunta se transforma en un punto de partida y da pie a una larga conversación (y a varios cafés), que gira alrededor de: qué necesidades existen en la organización, qué es lo que no funciona, lo que sí funciona y lo que realmente apremia al negocio, qué sistemas de información para la toma de decisiones existen en la organización, para qué se usan, a quién dan servicio, qué limites tienen, qué perfiles existen, qué enfoque estratégico tiene la organización para con las tecnologías de información (TI), qué datos existen en la organización,…

Es decir, es necesario entender la organización y poder llegar a un diagnóstico. Se persigue, en definitiva, entender al enfermo y poder comprender cuál es su dolencia. Me gusta pensar siempre que las organizaciones son un ente vivo y, este pensamiento no anda muy lejos de la realidad, puesto que las personas juegan un papel fundamental en ellas. Como ente vivo, sus dolencias y necesidades cambian con el tiempo y necesitan de diferentes soluciones.

Algunas veces la pregunta “¿cómo puedo aplicar Big Data?” a lo largo de la conversación se transforma en otra: “¿cómo lo han hecho las empresas que ya lo aplican?” Ya sabéis, Google, Netflix, eBay, Amazon, Walmart, Telefónica,… entre otras. Este es un momento de la verdad, en el que hay que dejar de gravitar alrededor de Big Data (aunque sea un tema interesante) y revisar la explotación desde una perspectiva mucho más amplia, la de convertirse en una empresa orientada al dato. Es fácil imaginar que mi respuesta es similar a la siguiente: tras una larga transformación organizacional se han convertido en una organización orientada al dato y eso les permite desarrollar iniciativas en las que el dato es el activo de valor. Big Data es una de las múltiples estrategias, pero no la única ni la más importante, para la explotación del dato.

¿Qué quiere decir, entonces, una empresa orientada al dato y cómo podemos convertirnos en una de esas empresas? Seguiremos en la segunda parte de la entrada.

Josep Curto es colaborador docente del Máster en Inteligencia de Negocio de la UOC. Es además Director de Delfos Research, empresa especializada en investigación de los mercados de Business Intelligence, Business Analytics y Big Data.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1tUONh7

Cuando, algunas semanas atrás, colaboramos en la preparación de la entrada sobre el itinerario de Sistemas de Información en el Grado de Ingeniería Informática de la UOC, pensamos que valdría la pena complementarlo más adelante, y más informalmente, con otro post más breve y en forma de apunte más personal, dedicado al MDITI (al que ya, en aquella entrada, hacíamos referencia). Lo que sigue va en esa línea:

Todo lo dicho sobre el itinerario de Sistemas de Información es de aplicación para el MDITI: centrado en la idea de management (dirección y gestión) de SI en las organizaciones y para sus personas, vía de evolución profesional de los perfiles originariamente más técnicos, con contenido sobre las soluciones tecnológicas MIS pero sin que sean el único eje de interés… Estas son las ideas que nos han rondado siempre a los profesores (de raíz tecnológica más que no empresarial) que hemos estado al frente del diseño de estos contenidos. Y de los (más ya de 10) años de experiencia en que los hemos ido impartiendo a nivel de máster ha resultado la versión actual (estrenada en 2013) en la que:

  • Recogemos los estándares y normas usadas por el mercado  (los COBIT, ITIL, CMI, ISO2000…) y los hacemos aparecer explícitamente en aquellos temas donde corresponde, con lo que se convierten en un elemento transversal y recurrente.
  • Encontramos espacio para temas como la prospectiva tecnológica, la integración empresarial de sistemas o el aprovisionamiento de los mismos.
  • Entendemos que nuestros estudiantes han de poder reflejar o ver reflejada su experiencia profesional o personal a fin de integrarla con su aprendizaje. La importancia de los casos, en definitiva.
Tecnología, procesos y personas: tres elementos clave en el MDITI

Tecnología, procesos y personas: tres elementos clave en el MDITI

Desde la modestia, y aun a riesgo de parecer pedantes, permitidnos una licencia: el acrónimo MDITI, en catalán, puede leerse como “mediti”, que es el imperativo del verbo meditar, verbo que encaja con lo que  pediremos a nuestros estudiantes (reflexionar, pensar, madurar… meditar, en definitiva). Pero que también encaja con el hecho que una parte sustancial de sus contenidos se basa en la investigación (la reflexión, la maduración…, la meditación, en definitiva) que los profesores de estos contenidos en la UOC hemos venido realizando en los últimos años en el seno de un grupo de investigación denominado ICSS (Information and Communication Systems and Services) y que se ha concretado en diferentes artículos de investigación, de divulgación, e incluso algunas tesis doctorales…

Es, pues, un máster en el que se podrá encontrar una buena dosis de realidad (que los estudiantes podrán dosificar siguiendo, si lo prefieren, sólo alguna especialización o posgrado en lugar de todo el máster) y se podrá encontrar también, decimos, un equipo de profesores que han centrado su actividad real y reciente en esta tema.  De hecho, fruto de esta actividad real y reciente, a principios de octubre, este equipo tiene previsto organizar una mesa redonda alrededor, precisamente, de los equipos de SI y de sus personas, de los usuarios y de los profesionales de SI de los proyectos que les implican…, es decir, sobre los actores y los diferentes roles protagonistas en los sistemas de información.

Pero sobre esto ya os iremos dando más noticias…

Josep Maria Marco y Joan Antoni Pastor son codirectores del MDITI y profesores de los EIMT en el ámbito de Sistemas de Información.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1lSybYz

Acabamos de cerrar las actas de la primera promoción de nuestro nuevo Máster de Business Intelligenceque tiene ahora 60 créditos, 2 posgrados y cuatro especialidades. En este formato o en el anterior de 30 créditos, ésto quiere decir unos 800 profesionales formados a lo largo de 12 años. Da un poco de vértigo y sólo podemos agradecer la confianza de nuestros estudiantes y sus empresas, de los colaboradores docentes y profesores y de mis colegas visionarios que se adelantaron a una tendencia que explosionaría mucho tiempo después.

Gartner. Encuesta a CIOs (2014).

Gartner. Encuesta a CIOs (2014).

Hoy, la inteligencia de negocio es la principal fuente de inversión en sistemas de información de las empresas de todo el mundo (Gartner, Encuesta a CIOs, 2014) y la mayor fuente de demanda de profesionales en cualquier parte (McKinsey) y también en España (Adecco). Es el ámbito de mayor crecimiento entre las empresas de productos y servicios (Icrunchdata). Los datos marean y pronto necesitaremos un big data de las profesiones y negocios de big data (!).

Este espacio ya no es hoy solamente el patrimonio de los departamentos de tecnología y de sus grandes sistemas de almacenamiento de datos, pero tampoco lo es de los departamentos de control de gestión preparando hojas Excel para el comité de dirección. Actualmente el manejo y análisis de datos es patrimonio de todos y nuestro programa intenta dirigirse a todas y todos los que trabajan con datos: los directivos, los analistas y los usuarios finales — los profesores que estudian los modelos y resultados de aprendizaje de los estudiantes; los médicos y enfermeras que monitorizan enfermos en las unidades de cuidados intensivos; los que diseñan y toman decisiones sobre las rutas de reparto de las empresas de mensajería; los que venden libros o ropa en la calle o por Internet y necesitan conocer y predecir las pautas de compra de sus clientes o las tendencias de moda; los directivos que quieren conocer en tiempo real la evolución de las ventas o la tesorería.

Por lo tanto, las profesiones y las capacidades para trabajar con datos están sufriendo un proceso doble. Por un lado, se funden y se difuminan y hay que saber un poco de todo: hay que saber hacer preguntas, entender el funcionamiento del negocio y sus datos e indicadores clave; hay que saber matemáticas y estadística para poder modelar y dar forma a las preguntas; hay que conocer las tecnologías de muchas clases que tenemos a disposición.

En paralelo, se produce también una super-especialización. Ross y Atre hablan de hasta 200 roles en un proyecto complejo (!): desarrolladores o configuraciones de muchas clases de aplicaciones; administradores de muchos tipos de bases de datos de muchos tipos; arquitectos, modeladores y gobernadores de datos; desarrolladores de ETLs; expertos en almacenamiento y minería de datos; expertos en visualización y navegación; arquitectos y administradores de la infraestructura técnica…

En la UOC decimos que un profesional de la inteligencia de negocio es un profesional “todo terreno”. Pero también que cualquier técnico y directivo es en realidad o en potencia un usuario en diferentes niveles de los sistemas de inteligencia de negocio. ¡Y no hace falta ser informático! (yo no lo soy).

Al mismo tiempo, ofrecemos especializaciones individuales en análisis de datos, sistemas de soporte a la decisión y recientemente una especialización en Big Data (o como quiera que “la cosa” se acabe llamando). En función de las necesidades y aspiraciones de cada candidato y con nuestro asesoramiento, el estudiante puede personalizar su interés o su recorrido. Pronto estará también disponible un MOOC introductorio, del que ya hablaremos otro día.

Nuestros estudiantes trabajan en las asignaturas y en un laboratorio común con diferentes herramientas de propietario (Oracle, Microsoft, IBM, QlickView…) o de software abierto (Pentaho y otras), aunque las herramientas no nos obsesionan: no es nuestro objetivo certificar ni acreditar a nadie y el software está orientado a las necesidades del aprendizaje y no al revés.

El programa, que se imparte en castellano, está en continua evolución, como la propia disciplina, en los contenidos, los materiales docentes (cada vez hay más tutoriales y videos) y las herramientas de laboratorio, aunque todavía necesitamos mejorar en muchas cosas, afortunadamente. Lo que más valoran los estudiantes es la posibilidad de trabajar con colaboradores docentes (consultores y tutores) que son practicantes y directivos de la inteligencia de negocio en sus empresas.

Cada año hacemos, con diferentes socios, actos de presentación de la actualidad del sector y de nuestro programa. Podéis ver los últimos aquí y aquí. La matrícula está abierta y, si estáis interesados, podéis contactar con los asesores, con los tutores y técnicos del programa o directamente conmigo.

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1s0QUl4

Este año nos vamos de vacaciones celebrando dos aniversarios del blog: hemos cumplido el tercer año de vida y ya hemos superado las 300 entradas publicadas.

Tercer aniversario de iNFoRMáTiCa++

Tercer aniversario de iNFoRMáTiCa++

Todo ello ha sido posible gracias a vosotr@s, que leéis el blog, y a todos los colaboradores y colaboradoras que en él escriben. Queremos aprovechar esta entrada para agradecer vuestra atención y para hacer un repaso de cómo han sido estos 3 años del blog. Primero repasamos algunas cifras sobre las visitas del blog:

  • El blog ha tenido 93.788 visitantes únicos, de los cuáles 26.450 son lectores asiduos. Estos lectores han visitado un total de 167.597 páginas. El tiempo medio de los lectores en el blog es aproximadamente de 1 minuto.
  • Un 61% de los visitantes están entre 18 y 34 años y la distribución de género es bastante uniforme (55% hombres y 45% mujeres).
  • El blog ha recibido visitantes de 123 países diferentes. El país con mayor número de visitas es España (75k), seguido de México (10k), Colombia (5k) y Argentina (4k).
  • Respecto a la vía de acceso al blog: el 41% de los visitantes llegan al blog a través de un motor de búsqueda, el 9% acceden directamente y el 4% a través de enlaces en otras páginas. En el caso de las redes sociales, las más populares para compartir contenidos del blog son Facebook y Twitter.
  • El 84% de los visitantes lee el blog desde un ordenador de sobremesa, el 11% desde teléfono móvil y el 5% desde tablet. Aproximadamente el 50% de los dispositivos móviles son Android y un 40% son iOS. Los dispositivos móviles más utilizados son el iPad y iPhone de Apple, seguidos de la familia de dispositivos Samsung Galaxy S.
  • Los navegadores web usados por nuestros visitantes son de lo más variopinto. Aunque la mayoría utiliza Chrome (44%), Firefox (27%) y Internet Explorer (12%), algunos visitantes nos visitan desde dispositivos móviles usando navegadores más exóticos: Amazon Silk, Dolfin, Opera Mini, …  También resulta curioso el número (creciente de usuarios) que se conectan al blog desde su consola Nintendo o PlayStation (?).

Actualmente tenemos 456 subscriptores por Twitter y 467 subscriptores que reciben las nuevas entradas en su correo electrónico via Feedburner. De entre todas las entradas que hemos escrito, las que han recibido más visitas han sido las siguientes:

A nivel de comunidad, hemos recibido más de 1.000 mensajes con preguntas, consejos y mensajes de nuestr@s lector@s…. además de unos 191.000 mensajes de spam 😐 Las 5 entradas que han generado más polémica y comentarios en el blog han sido las siguientes:

Para echar unas risas y a modo de curiosidad, aquí tenéis algunas de las palabras clave más extrañas que han utilizado los usuarios para llegar al blog. ¡Los caminos de Google son inescrutables!

  • “site:.edu inurl:blogs “publicar comentarios”” (Un clásico. No, no soy un bot, sólo soy una persona muy sociable…)
  • “akira” (¿Tetsuo, eres tú?)
  • “reglas de beisbol resumidas” (¡Has venido al lugar indicado!)
  • “que preparación de tener un espia” (Un tema central de este blog, claro)
  • “tortugas estatua” (No, no tenemos ni idea)
  • “obra de hombres en la oscuridad con tres lunas” (Poético)
  • “ficha informatica de marmota” (¿Y porqué no de ornitorrinco? Nadie piensa en el pobre ornitorrinco)

Por nuestra parte celebramos este tercer aniversario con ilusión y nos despedimos hasta septiembre. Esperamos que el curso que viene sea igual de interesante que el presente y que tengamos muchas cosas nuevas que contaros.

Esperamos que podáis desconectar y disfrutar de unas buenas (y muy merecidas) vacaciones. ¡Feliz verano!

via iNFoRMáTiCa++ http://ift.tt/1x5M45d